martes, 15 de enero de 2013

Como doblar y transportar una chaqueta


Como doblar y transportar una chaqueta

No siempre se puede llevar el armario de casa con uno mismo para viajar, en numerosas ocasiones tenemos problemas para transportar chaquetas o americanas sin que sufran arrugas.
La mejor manera de doblar esta prenda la muestra el gráfico que tenemos arriba.
Primeramente hay que sujetarla por las hombreras , tensando la chaqueta, cerrarla por el revés y  doblarla según la gráfica.
Doblar por la mitad de la espalda,  hacer un pliegue de nuevo por la mitad, teniendo cuidado con la correcta colocación de las solapas.
Al colocar la chaqueta de esta manera, puede viajar en la parte superior de la maleta sin sufrir graves arrugas.
Aunque parece obvio, la mayoría de los hombres desconocen esta técnica, necesaria para el buen transporte de una prenda de ropa.
A continuación os adjunto un enlace para que pongáis en práctica estos consejos. Espero que os haya sido de ayuda.
http://www.youtube.com/watch?v=QvEZVHaPc5E


lunes, 7 de enero de 2013

Rebajas: precaución amigo comprador


Aquí os dejo unos consejos que todo comprador debería conocer. 






1. Son REBAJAS, eso no significa que nos lo estén regalando. Si es verdad que la ropa esta más barata y económica que en temporada, pero la tenemos que pagar así que no nos volvamos locos.



2Llévate una lista hecha de casa. Seguro que muchos pensáis ¡que coñazo!, pero es muy importante hacer esto. Como he dicho antes los precios de las rebajas nos incitan a comprar todo lo que vemos y alteran nuestro juicio. A mí me ha pasado que he vuelto un día de compras y me he encontrado el armario igual de vacío y muchas veces he pensado que no tengo nada que ponerme. Esto es porque lo llenamos de cosas que realmente no queríamos y que su precio era más asequible que la prenda en sí. A mí me pasa con las camisetas.  Siempre hay que centrarse en lo que nos hace falta, o es completamente indispensable, y después, si nos alcanza el presupuesto, podemos darnos algún capricho.

3. Mejor llevar efectivo. Parece una tontería pero es un punto muy importante. En primer lugar, si llevas tarjeta de crédito sucumbes a compras innecesarias, y segundo punto a veces los bancos bloquean las tarjetas cuando detectan más actividad de lo normal. En esos  casos, tienes la opción de contactar con el banco e informar de que no te han robado la tarjeta, más vale prevenir. 

4. Si encuentras una prenda que acostumbres a usar, o que te quede muy bien, compra dos, nunca sabes si va a volver a estar al mismo precio, sobre todo en la ropa que cambias varias veces al año, Por ejemplo camisetas básicas, jeans, pijamas.etc... Sabes que lo vas a usar mucho, entonces hay que aprovechar la ofertas.

5. Primero echa un vistazo en Internet, si no tienes la ocasión mira varios productos en diferentes tiendas y escoge la mejor opción. Gracias a Internet te ahorras la molestia de tener que buscar físicamente en cada tienda, puedes ver los productos que ofrece cada establecimiento online.  Si no tienes acceso a Internet o el tiempo necesario para consultarlo, ve a las tiendas y ojea el producto que quieres comprar al mejor precio, no caigas en el error de comprar en el primer establecimiento que entres a no ser que el producto reúna todas las características que buscabas.A veces, la diferencia de precios es impresionante.

6. Si no estás dispuesto a pagar el precio normal, no compres. Las cosas no son realmente una ganga si no te encantan. Muchas veces, nos dejamos llevar por el descuento, y compramos cosas que no nos gustan tanto. Siempre fíjate en cuál es el precio inicial de lo que vas a comprar, y piensa: ¿lo comprarías si costara eso?

7. Siempre fíjate en las políticas de devolución. Hay tiendas en las que si por alguna razón decides devolver tu compra, no te devuelven el coste completo, por penalización. En otras, cuando las cosas tienen descuento no hay devoluciones. Fíjate en esos detalles, y evita esas tiendas a menos que sea absolutamente necesario.

8. Horario. Investiga a qué hora abren las tiendas que te gustan, porque ése es el mejor horario para comprar. Las razones son obvias: no hay tanta gente y las cosas están recién colocadas, entonces es más fácil encontrar lo que quieres y que nadie se lo lleve. Si no puedes ir a esa hora, intenta ir entre semana a la hora que puedas. Hay muchísima menos gente que los fines de semana. 

9. Aprende a distinguir. Muchas veces, después de las rebajas vienen las "rebajas sobre rebajas". Entonces, una movida muy inteligente es aprender a distinguir qué cosas van a llegar a esta maravillosa etapa. Para eso, fíjate en cuáles son las tendencias de moda generales. No pienses en lo que a ti te gusta, sino en las cosas de las que todo el mundo está hablando. Si lo que quieres no está tan de moda, o tan solicitado, ya la hiciste, porque seguramente llega a las segundas rebajas. Ojo: Investiga antes, porque no en todas las tiendas hay este tipo de ofertas.

10. Ve de compras solo. Aunque suene triste y aburrido, es mejor. Te concentras más, vas a tu ritmo, y no tienes segundas opiniones que puedan hacerte dudar acerca de tu futura compra.

domingo, 6 de enero de 2013

Presentación de it´s about clothes



Enamorado de la moda desde hace un tiempo, creo este lugar como un espacio para poder hablar de aquello que me apasiona y es parte de mi.
Pretendo hablar de moda asequible a cual quier bolsillo, de tendencias actuales, tiendas...aportando mi punto de vista, y enriqueciéndola con vuestra valiosas aportaciones y siendo un espacio con la única pretensión de que pasemos un buen rato hablando de aquello que nos une: el amor por la moda.
Por tanto, tan importante como lo que yo pueda escribir aquí, es lo que vosotros escribáis aquí. Este es un espacio abierto y espero contar con todos para lograr que sea un sitio entretenido e interesante, por tanto escribid y comentad todo lo que se os pase por la cabeza.
Así, pues...!A divertirse!



la verdadera historia de los pantalones cagados


Los pantalones caídos “Buggy Pants” y su origen carcelario


Maura Guerrero
Según el periódico estadounidense New York Times esta moda se originó en prisión cuando no había uniforme de talla mayor que la suya. Al estar prohibido el uso de cinturones para evitar que se usaran como arma o forma de suicidio los pantalones quedaban “saggy” – “caidos”. El estilo se extendió entre los raperos y quedó plasmado en sus videoclips. Del “Getto” pasó a los suburbios de las ciudades, y de ahí al resto del mundo.
Los “Buggy Pants” en las cárceles era una marca de personas gays o homosexuales que prestan sus servicios a hombres, cuando llevaban el pantalón más debajo de las caderas era señal de que querían tener relaciones. Otros al salir de la cárcel lo usaban así, y de esa forma querían dejar dicho que eran peligrosos.
Inicialmente se conocía como “Mr. Marshall’s Shaggin Pants” y se popularizó en los 90 entre los artistas relacionados con el hip-hop. Con el uso quedó simplemente como “Shaggin Pants”.
Resulta preocupante ver como la sociedad cada vez más adopta un comportamiento camaleónico que muestra la falta de estilo propio y la independencia en cuanto a forma de vestir se refiere. Es esto lo que conocemos como “MODA”.
Conforme pasa el tiempo nos damos cuenta de que copiamos la manera de vestir de los demás  sin tomarnos siquiera la molestia de indagar de donde proviene ese estilo.
Hoy día vemos a nuestros jóvenes llevar los pantalones caídos sin importar la edad, nivel de educación, ni lugar al que se dirigen. Esto podemos verlo tanto en las fiestas como en las escuelas o colegios, estos dos últimos no están salvo de esta “MODA”.¨
Por el simple hecho de donde proviene esta moda, debemos tomar en cuenta de que no es un buen ejemplo para nuestros jóvenes.
Otros países están tomando carta sobre este asunto, tanto como que multaron a un joven dominicano residente en el Bronx cuando, según oficiales, este llevaba los pantalones más debajo de lo aceptado por la ley. Por otra parte el compositor y vocalista de la banda estadounidense de Punk Rock, Green Day Billie Joe Armostrong fue expulsado de un vuelo también por llevar los pantalones caídos.